miércoles, 18 de enero de 2012

Sáhara libre



Lo sabía, y no por eso ha dejado de dolerme e indignarme.
 Sabía que los poderosos siempre ganan. 
Sabía que cualquiera que fuesen los gobernantes de nuestro país, no habría nada que hacer.
Y también sabía que a los pobres de solemnidad, a los abandonados, a los injustamente tratados, nadie se acerca. Nadie con corazón.
 Y los que tienen el poder, carecen de él. Les late lo justo para poder respirar mirando a su ombligo.
Sabía que el hedor por falta de agua corriente, no les gusta, prefieren el aroma a Chanel nº 5.
Como siempre, como cada vez que cambiamos de gobernantes, el primer viaje oficial es a Marruecos. Y no me parecería mal. Al fín y al cabo es un  país vecino.
Pero me parece más que mal que obvien,  la avaricia y la crueldad de los gobernantes y reyezuelos de ese país vecino, "gracias" a los cuales, más de doscientas mil personas malviven en el infierno.
¿Es que los saharauis huelen tan mal que no son dignos de ser visitados ni de ser tenidos en cuenta?.
¿Es posible que treinta y tantos años viviendo en una precariedad, que a lo que huele es a injusticia pura y dura, no sean suficientes?.
¿Cómo pueden sonreir "los nuestros" al  lado de unos invasores, opresores, y además vengativos intrusos, que se han quedado con un territorio que no es suyo?.
¿Por qué en vez de dedicarse a los placeres de la gula y la adulación, no solicitan visitar las inmundas cárceles en las que se torturan a los que ellos llaman "presos politicos", y no son otros que los saharauis con voz?. 
Y lo peor, como siempre en estos casos, es la impotencia. Te sientes como un grano de arena en medio del desierto... La esperanza casi perdida por el ansiado referendum... Y digo casi, para no indignarme más de lo que ya lo estoy.
Podrán hacer oídos sordos a las manifestaciones, a la solidaridad de bolsillos precarios, al clamor de los que pensamos que los malos olores, son los que huelen a dólares. Pero no podrán obligarnos a decir una vez más: VIVA EL SAHARA LIBRE. Y que cunda el olor a incienso...

25 comentarios:

  1. Ay Campanilla, yo he preferido encerrarme en mi mundo y no mirar alrededor, porque en cuanto miro un poquito me hierve la sangre de una manera... Yo creo que los políticos lo tienen muy bien montado para engañarnos como quieren, "ahora vamos a ganar nosotros para ganarnos el sueldo de por vida y a las siguientes elecciones os toca a vosotros, los españolitos votarán a quien queramos que voten".
    ¿Qué pasaría si en unas elecciones no se presentara nadie a votar y todo el mundo estuviese en las puertas de los colegios electorales? ¿Y si votásemos al partido menos popular del momento? ¿Les estropearíamos los planes? Seguramente no, yo ya estoy resignada a que no podemos hacer nada para que los que gobiernen sean personas de carne y hueso y no empresas con afán de ganar mas y mas dinero a costa de lo que sea.
    Un beso y "buenas" noches.

    ResponderEliminar
  2. Me temo Campanilla que no nos podemos permitir estar a mal con Marruecos por mucho que nos machaque la conciencia. Ceuta y Melilla están continuamente en riesgo. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Como bien dice él compañero. Una dolorosa y triste realidad. Que tengas un buen día. Saludos Maruja.

      Eliminar
  4. En esta triste y dolorosa realidad, el mal viaja en primera clase y llega a todos lados. Pero no te desanimes, porque hay una tanta cantidad de otros, que con mas costoso viaje y lento hacen buenas cosas. Y de esos es donde tenemos que tomarnos, aunque nos parezca un granito de arena insignificante, por cierto no lo es.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Muy triste situación y cruda realidad, como muchas otras que hay en la vida...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Susana, creo que es muy sensato lo que escribes, pero es que yo soy bastante "políticamente incorrecta", y creo que si estos señores, los gobernantes están ahí, es porque sabrán hacer las cosas mejor que el común de los mortales... Para eso ganan lo que ganan. Y lo que no puede hacerse es dejar a un pueblo morir, para quitarse un problema de encima. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Te acompaño en tu grito. La política es asquerosa y si tenemos que pescar en sus aguas más vale callar. Pero a mi me da asco todo esto y veo que hemos abandonado un pueblo a su suerte. ¡Que injusticias! Lola

    ResponderEliminar
  8. Gracias Lola, por tu cálida compañía en mi indignación. Besos.

    ResponderEliminar


  9. Cuando mires las estrellas
    acuérdate de mi
    porque en cada una de ellas
    he dejado un abrazo para ti.

    Pasa un feliz fin de semana
    y serás protagonista
    de un millón de sonrisas.

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  10. "Y lo peor, como siempre en estos casos, es la impotencia"
    Tal cual señorita. El peor de los sentimientos. Sentir que uno no puede hacer nada.

    Pero todo contribuye, todo. NUnca una voz es en vano. O al menos eso creo yo!

    Arriba Campanilla linda. Bastan solo un par de voces que te acompañen en el grito! Ese grito hermoso de libertad!
    (y ya aparecerán)

    Saluditos saluditos

    ResponderEliminar
  11. Las cosas tendrán que cambiar, porque así está visto que no pueden seguir. Ojalá que pronto se solucione esta triste realidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Siempre la ley del embudo, lo ancho para quien menos necesita y lo angosto para el que menos tiene, y es precisamente en muchas situaciones como esta, que solo digo, el mundo está al revés y es indignante e injusto tener que aceptarlo.

    Abrazos alados Campanilla, lindo fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Campanilla!

    Volaste por Mi puerto y me dejaste tu aroma.
    En esta vida "casi" bella, hay mucho que compartir... volveré!

    Un placer!

    Mediterráneo

    ResponderEliminar
  14. Campanilla, en primer lugar perdona mi despiste, cuando te remití a una entrada mía, luego me di cuenta cuando en tu entrada hablabas del "Tajo", a veces estoy en las nubes.

    besosss

    P.D. Ahora te leo...

    ResponderEliminar
  15. Campanilla, aplaudo tu texto, es bien certero. Sabes? Una vez hace ya muchos años nací, en Santa Isabel de Fernando Poo, ahora Bioko, Malabo. Viven bajo un dictador, y por el oro negro, léase petróleo, fue recibido por todos los gobernantes e incluso el Rey de España, cuando él a su país lo tiene como su finca particular, hay mucha riqueza, pero menos sus gobernantes, todos los demás viven en la indigencia, y por si fuese poco son cruelmente maltratados, se les arrancan los miembros de cuajo y, a las mujeres, se les clavan tenedores en la vagina, entre otras cosas horrendas...

    un abrazo inmenso.

    maite

    ResponderEliminar
  16. Hermana, gracias por este compartir, vivimos tiempos dificiles en que necesitamos hombres y mujeres autenticos ,que vivan a Dios y vean a Dios en todo así nuestras leyes y gobierno serián distintos, oremos por la conversión de todos y el Señor tenga piedad de nosotros gracias Dios sea con usted.

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias a todos los que habeis comprendido este grito de justicia. Vuestro apoyo me anima a seguir adelante. Besos amorosos.

    ResponderEliminar
  18. Es un texto muy valioso, sensible y comprometido. Existen tantas prácticas que llenan de insignación. Te felicito. No dejes de compartirnos esos sentimientos tan profundos, con esa valentía y claridad.
    Un beso y un abrazo muy anisados.

    ResponderEliminar
  19. Hola Campanilla, me ha encantado este Post solidario con los saharahuis.
    ¡Ay mañica, yo vivo de cerca otras experiencias, estoy como voluntaria de Cáritas en mi Parróquia doy atención primaria a inmigrantes y personas de aquí, pobrecitos tuvieron que dejar su Pais y algunos se encuentran ahora sin casa, porque los mismos Bancos les facilitaron la compra de pisos y ahora al no haber trabajo se han quedado en la calle.
    Parece ya los años 50, según me contaban mis padres, . cuando la gente realquilaban habitaciones, así subsisten ellos
    Asimismo también es triste ver a gente de aquí que de la noche a la mañana se han quedado sin recursos.
    En fin paciencia.
    Pero sabes, yo también me indigno a veces de impotencia al ver que no puedo hacer todo lo que querría para ayudar.
    Ahora de aquí unos días haremos en mi Parróquia, como todos los años, una Cena de hermandad que llamamos del Hambre que consiste en pan con aceite y sal o azúcar y una naranja y agua de bebida. Hacemos tickets y el beneficio se va a parar a Manos Unidas
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  20. Hola amiga..es una entra muy especial y solidaria...
    estoy de acuerdo contigo...¡¡¡Impotencia, injusticia..!!!!
    tendremos que cambiar..llegara el día que nos demos cuenta que tiene que haber algo mas en nuestros corazones que decir..que lo lamentamos..!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Es cierto que te sientes impotente ante tanta injusticia en la vida Pero ellos,nuestros gobernantes,solo miran para su entorno y no quieren ver más lejos de allí. Que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  22. Sí, la impotencia. Ése es uno de los mayores dolores de la humanidad

    ResponderEliminar
  23. La política exterior es pura bazofia, los que por la mañana critican que Iran desarrolle una Bomba Nuclear, por la tarde le compran petroleo. Los que critican a los dictadores por la mañana toman café con Castro por la tarde.
    Incoherencias :-)

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu aleteo...